La tipografía: partes de un tipo

Por todo lo comentado anteriormente, resulta de especial interés conocer bien las familias tipográficas y dentro de estas, los distintos elementos o partes de un tipo, para poder sacarles el mayor partido creativo.

Para poder definir con claridad y precisión una letra se distinguen en ella diferentes partes, entre las se encuentran:

  • Altura de las mayúsculas: altura de las letras de caja alta de una fuente, tomada desde la línea de base hasta la parte superior del carácter.

  • Altura de la x o altura X: altura de las letras de caja baja excluyendo los ascendentes y los descendentes.

  • Anillo u hombro: asta curva cerrada que encierra el blanco interno en letras tales como en la “b”, la “p” o la “o”.

  • Asta: rasgo principal de la letra que define su forma esencial. Sin ella, la letra no existiría.

  • Asta ascendente: asta de la letra que sobresale por encima de la altura “x”, como en la ”b”, la “d” o la “k”.

  • Asta descendente: asta de la letra que queda por debajo de la línea de base, como en la “p” o en la “g”.

  • Astas montantes: astas principales verticales u oblicuas de una letra, como la L, B, V o A.

  • Asta ondulada o espina: rasgo principal de la S o de la s.

  • Asta transversal o barra: rasgo horizontal en letras como la A, la H, f o la t.

  • Basa: proyección que a veces se ve en la parte inferior de la b o en la G.

  • Blanco interno: espacio en blanco contenido dentro de un anillo u ojal.

  • Brazo: parte terminal que se proyecta horizontalmente o hacia arriba y que no está incluida dentro del carácter, como ocurre en la E, la K, la T o la L.

  • Bucle u ojal: porción cerrada de la letra g que queda por debajo de la línea de base. Si ese rasgo es abierto se llama simplemente cola.

  • Cartela: trazo curvo o poligonal de conjunción entre el asta y el remate.

  • Cola: asta oblicua colgante de algunas letras, como en la R o la K.

  • Cola curva: asta curva que se apoya sobre la línea de base en la R y la K, o debajo de ella, en la Q. En la R y en la K se puede llamar sencillamente cola.

  • Cuerpo: altura de la letra, correspondiente en imprenta a la del paralelepípedo metálico en que está montado el carácter.

  • Inclinación: ángulo del eje imaginario sugerido por la modulación de espesores de los rasgos de una letra. El eje puede ser vertical o con diversos grados de inclinación. Tiene una gran importancia en la determinación del estilo de los caracteres.

  • Línea de base: línea sobre la que se apoya la altura de la x.

  • Oreja o Ibulo: pequeño rasgo terminal que a veces se añade al anillo de algunas letras, como la g o la o, o al asta de otras como la r.

  • Serif, remate o gracia: trazo terminal de un asta, brazo o cola. Es un resalte ornamental que no es indispensable para la definición del carácter, habiendo alfabetos que carecen de ellos (sans serif).

  • Vértice: punto exterior de encuentro entre dos trazos, como en la parte superior de una A, o M o al pie de una M.



Nombre:

Email:

Comentario: